lunes, 26 de diciembre de 2016

Navidad incómoda

Rara de narices.
Con menos sabor a Navidad que otros añós.
No lo sé... bueno sí, sí sé por qué.
Este año he echado un montón de menos el no estar en España con la familia y amigos. Esos que quedan de verdad verdad. O será que me hago vieja y ya voy creando un club exclusivo de amistades, yo qué sé....
Entre que el 23 era viernes, los nenes tenían aún colegio, que aquí el 24 se celebra ná y menos, que todos hemos ido como pollos sin cabeza con nervios y cansancio dominando, las dudas y pausas, esperas y arrancadas, arrastradas desde meses atrás, y otras cosas... pues no se ha notado la festividad.



Ya dije en otros posts anteriores que gracias a mis mini monstruitos y mi medio costillar, la Navidad volvía a saber a tal... un poquitín agridulce, sí, pero con más esperanza, no sé es que para mi estos días son de esperanza, de pensar "venga va, el año que viene lo haremos mejor". Pero luego se junta lo dicho arriba, las noticias, los nervios y tal y dan ganas de mandarlo todo a ... aquél lugar.

Y luego leo un artículo (en inglés que ahora mismo no puedo encontrar en la web) sobre lo incómodas que son las Navidades y que en realidad, sirven para eso, para hacernos estar incómodo. Los creyentes porque se pasa del feliz Navidad a felices fiestas y se olvida la razón, los no creyentes porque se les cuela siempre alguna referencia religiosa; que medio mundo no celebra nada o no sienten que haya motivo viendo el mundo como va.... (y yo no sé si es la edad o qué que veo que me acerco peligrosamente a este lado).
Y luego pasa a una explicación desde un punto de vista religioso - y aquí es donde ya dejo de comprender el razonamiento y me sale la vena contestataria...-. No podemos pretender arreglar el mundo nosotros. Nah, no podemos llevar luz porque no somos luz; la Luz, se nos da, se nos aparece, nos viene dada, no podemos encenderla nosotros, por muchos regalos que demos, por mucha ilusión que pongamos, por mucho que hagamos.

En este momento voy y leo la firma, un pastor protestante (ah, he aquí la razón de su razonamiento, valga la redundancia). Claro, se pega de tortas con un razonamiento intrínsecamente católico - y ojo, no digo que uno sea mejor o peor que el otro, para nada, porque estoy segura que hasta se tocan y se dan la mano, simplemente que yo no lo veo como él explica. Agree to disagree.
Este señor dice que sin Jesús no podemos hacer nada. De acuerdo. Que sin su llegada, el regalo, da igual lo que hagas, no puedes hacer nada ni lograr nada. De acu....erdo?  😲
No lo sé, no lo creo. No lo entiendo. Porque qué sentido tiene pensar que no podemos arreglar el mundo con nuestras manos, cuando son nuestras manos las que lo destrozan...





¿Es que es necesario creer en Jesús y oir su mensaje y aceptarlo para poder hacerlo? ¿Sólo entonces los cristianos pueden y el resto como no aceptan ni acogen son los que destrozan?
No, no creo eso, quiero decir para los creyentes pues claro, pedazo aliciente, pedazo energía, pedazo compañero para ir para adelante, y bueno para los católicos especialmente que llevamos dentro el "obras son amores" o vamos, que la fe sin obras es como lápidas blanqueadas, un árbol sin frutos... Y ahí chocamos con los hermanos presbiterianos, que dicen que ya estamos predestinados y da igual lo que hagas, que si estás salvado o condenado lo estás y listo (lo cual me parece que les deja en un limbo un tanto extraño... sólo fe? y au? bueno, esto para otro debate de mentes más lúcidas y versadas en el tema). No sé, se me hace raro pensar en creer en algo y no ponerlo en práctica, y estoy segura que hay más y me queda muy simplón esto y por eso digo que seguro nos tocamos en nuestros dogmas más de lo que pensamos.



Pero ¿y la gente de buena voluntad? Judíos, budistas, hindús... ateos puros y duros que no aguantan ver el maltrato al mundo y dicen "no, no podemos seguir haciéndonos esto, no importa la razón que le demos". No aceptan el regalo de Jesús desde fuera,. usan sus manos y allá van, como creo que los cristianos debemos hacer. ¿Quieres ver a Jesús, a Dios en acción? Conviértete - en cierta manera - en El y para adelante! Eso para los creyentes, por supuesto. Sus manos son las nuestras ¿no?
Hay cosas como accidentes o enfermedades que escapan a nuestro control (por desgraciaaaaaaaa, qué rabia me da! 😡) pero si podemos evitar lo que si controlamos - ¿reventar un mercadito navideño con un camión y llevarte a gente por delante? ¿educación para niños? ¿diplomacia antes de bombas no importa el tiempo que lleve? ¿que cada uno rece como le salga del pie?- muchas desgracias quedarían tan tan tan tan reducidas...
Pero deberíamos ponernos todos de acuerdo ¿no? ahí está lo complicado, no en solucionar las cosas, sino en ponernos de acuerdo en las "reglas": hablar, escuchar, ceder, tener compasión, ayudar.... Desde lo más alto de las instituciones a lo más simple y llano. Poco a poco en lo que se pueda.

No lo sé, lo cierto es que se me hacen incómodas. y no sé cómo manter un espíritu navideño y positivo, mantener la fe.... quizá ahora necesite un milagrito pequeño para seguir "peleando" con alegría y manteniendo la esperanza. Porque es que se puede ¿verdad? Es difícil, es duro, es descorazonador, es muuuuuuuuuuuy cansado... pero ¿Verdad que es posible?





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada